¿Qué es el trastorno de personalidad narcisista?

La mañana de La Local recibió a la Licenciada en Psicología Romina Luna para explorar un trastorno muy común en la actualidad: el narcisismo.

“No es una patología —explicó la psicóloga—: es un trastorno de la personalidad”. Quien padece el trastorno de la personalidad narcisista no es consciente de su condición, y la rehabilitación o cura no es factible; es común que el accionar de estos sujetos afecte gravemente a su entorno. El mito griego de Narciso es utilizado para explicar cómo la persona puede afectar de manera severa su integridad por no darse cuenta de sus errores y estar ‘hipnotizada’ con la (sobre)estima que tiene hacia su propia imagen.

“El narcisista no empatiza con el otro”, detalló la profesional de la salud: “Se da en un 70 % de la población masculina. Son personas que realizan un maltrato sutil a las personas que la rodean, que te hacen sentir invalidado a través de bromas, palabras o de forma directa”. El maltrato psicológico encubierto es una forma de menospreciar, desvalorizar en la búsqueda de empequeñecer el yo del otro para que desconfíe de sí mismo. “El nivel de egocentrismo es enorme, lo que les impide ser dañinos consigo mismos. No hay autodestrucción”.

La licenciada Luna se valió del término gaslighting (luz de gas), uno de los diferentes tipos de abusos psicológicos que realiza el narcisista sobre su víctima al hacerle cuestionar su propia realidad. Consiste en negar la realidad, dar por sucedido algo que nunca ocurrió o presentar información falsa con el fin de hacer dudar a la víctima de su memoria, de su percepción o de su cordura. “La persona que está al lado de un narcisista empieza a deteriorarse física, mental, emocional y socialmente mientras ellos aíslan a la víctima de todo lo que les hace bien”.

Leer También  Sofía Rubino: "Veía que lo que mi papá me hacía no era normal"

“La psicología o psiquiatría no se interesa tanto en cómo termina el narcisista, porque no se lo puede hacer cambiar: no hay cura. Sin embargo, busca remediar los daños que sufren las víctimas de ellos”. El mecanismo esencial que utilizan quienes padecen el trastorno para quitarle valor a la persona es atacar al autoestima. Al ser un rasgo característico en el sexo masculino, histórica e ignorantemente emparentado con un símbolo de virilidad, las principales víctimas suelen ser mujeres que idealizan estos comportamientos con la esperanza de generar en un cambio o mejora que no sucede. “A las mujeres nos enseñan que hay que cuidar, tener fe. Muchas se quedan toda la vida esperando curar, destruyéndose en el proceso”.

Se desconoce a ciencia cierta qué puede desencadenar el narcisismo, pero Luna explica: “Ciertas características en la crianza y la educación, como sufrir abusos y carencias, golpes o violaciones desde temprana edad, pueden llevar a desarrollar la personalidad”. Debido a la falta de escrúpulos y su alto C.I., el narcisista logran ocupar altos rangos en la jerarquía social. “Si nos encontramos con una personalidad narcisista, el mejor consejo es huir”, concluyó la profesional de la salud mental.

Lic. Romina Luna
Lic. Romina Luna

Escuchá LA LOCAL,

de lunes a viernes, de 7 a 9,

por MI RADIO FM 92.7 y RT 88.1