Okupas: La mítica serie será re-estrenada en Netflix

Okupas será re-estrenado luego de su aparición en los años 2000. La serie será emitida por Netflix a partir de este 20 de julio.

Okupas es una serie televisiva pero también una crónica social en las orillas, anclada en los códigos de la calle, con una estética fundamentada en el caos y el vértigo. Un Rodrigo de la Serna fulgurante encarna al principal protagonista, Ricardo, un pibe de clase media alta que no se halla en esa lógica del deber ser de su casta y baja a los suburbios, adonde conoce a Walter ( Ariel Staltari), El Pollo ( Diego Alonso) y El Chiqui ( Franco Tirri), tres vitalicios de ese submundo que emerge durante las noches de Congreso, Microcentro y el Conurbano más feroz, exhibido como un marco abierto de posibilidades para el delito.

El escenario es una casona en ruinas tomada por esos personajes invisibilizados, pero el fenómeno okupa —más propio de los 60 y 70— no es el foco sino la excusa para hermanar las historias de esos cuatro marginados que solo se tienen los unos a los otros, y que entre encuentros y desencuentros van buscando su camino de supervivencia en una ciudad en penumbras.

En este regreso oficial de la serie promovido por Netflix el único cambio está en la música. La remasterización en Netflix ya no puede lidiar con los impagables derechos de autor de las canciones que sonaron en la entrega original (Beatles, Rolling Stones, The Doors y siguen las firmas), por lo cual Santiago Motorizado es el encargado de musicalizar las nuevas emisiones, que son recibidas por los fanáticos de trinchera que revivieron Okupas durante todos estos años desde videos de pésima definición en YouTube, con caries de silencio por el copyright y con una calidad de imagen transfundida desde el analógico VHS a la era digital.

Más de 20 años después de su estreno la serie mantiene una vigencia impactante en Netflix. En la historia pendular del país los vaivenes son inabordables sin las implosiones económicas que sacan a la luz los cadáveres sociales. Okupas refleja tan solo uno de esos finales de fiesta, una especie de quien quiera oír que oiga de los nuevos viejos tiempos de Argentina a través de Netflix, en una época de crisis que siempre está llegando.