El drama de Mariela, puestera del Mercado Persia: "Tengo que comenzar de cero"

Es una de las afectadas, habló con La Picadita y contó la situación en la que se encuentra luego del trágico hecho sucedido el domingo pasado.

Relato en primera persona de Mariela, una de las damnificadas que dejó el incendio del Mercado Persia, quien habló con La Picadita y les contó sobre la situación en la que se encuentra luego del trágico incendió que afectó a sus puestos de trabajo.

Al comienzo de la entrevista expresó: “Mi hija, mi hermano, y yo teníamos varios puestos ahí por la entrada de la Salta. Mi hija era un mar de lágrimas, los nervios, la impotencia de ver que no podíamos rescatar nada. Es más, no se rescató nada. Solo hay hierros. Yo tenía el kiosko, heladeras exhibidoras, el freezer, tenía dvd, tenía televisor, tenía todo, es incalculable lo que perdimos”. Además agregó, “lo mío era un polirubro, mi hija venta de ropa interior, ojotas; y mi hermano tenía ropa de caballeros y de dama".

Además expresó: (el incendio) “nos agarró con toda la mercadería en los locales, porque todos nos llenamos para esta fecha”. 

En relación a la reunión que mantuvieron con el Secretario de Gobierno de la Provincia, Raúl Albarracín, y a la posibilidad de conseguir un nuevo espacio para instalar los puestos, agregó, “lo importante es insertarnos de nuevo en nuestros trabajos, después ya vemos cómo nos acomodamos ahí”. 

En cuanto a la posible ubicación, Mariela aclaró: “Para mí personalmente tiene que ser algo más céntrico. A todos los puesteros del Mercado del Norte que se fueron a las afueras de la ciudad les fue mal, todos cerraron, no quiero que pase eso con nosotros”. A continuación aseguró, “quedaron en darnos una mano, nos atendieron muy bien”. 

Sobre la posibilidad del crédito que se planea desde la provincia, la puestera expresó: “Para comenzar, tengo que comenzar de cero, y la verdad que no sé cuánto pediría o cuánto nos darían”.

Finalmente, Mariela aseguró: “Dios sabe porqué hace las cosas y nos tocó un día domingo. Porque me imagino que si hubiera sido un día de semana, hubiera sido un caos muy dramático. No hubiéramos tenido empatía por nuestros compañeros y hubiéramos querido salvar las cosas. No hubiera habido un herido, hubiera habido muchos muertos”. 

 

Noticias relacionadas


NOTICIAS MAS LEIDAS