¿La vuelta de los ferrocarriles podría solucionar los problemas del transporte público?

La tarde de Todo Cambia recibió al Secretario de Salud Laboral de la CTA Nacional, Roberto Pianelli, quien expresó su postura sobre la situación actual del transporte público a nivel nacional.

El problema central en torno al debate sobre el transporte público es el porqué el Interior del país debe atravesar situaciones desventajosas y de disparidad frente a Buenos Aires. Los interminables conflictos entre los trabajadores del transporte público, la Nación y las empresas sobre los subsidios llevan a que el ciudadano de a pie deba vivir con la desconfianza de cuándo se tomará una nueva medida de fuerza: este hecho reafirma una postura expresada por Pianelli a la hora de tratar el debate sobre la reducción de las jornadas laborales, y es que las paritarias parecen no servir. “Acá no hay política de transporte. Cada uno hace lo que puede”, aseguró.

Con respecto a la situación de Tucumán, expresó: “Es un delirio que el boleto de colectivo mínimo esté a $74. Como no existe esa política de transporte, se trata de sostener lo más visible: Capital Federal y Buenos Aires”. El funcionario sindical hizo especial hincapié en la necesidad de crear dicha regulación, para que la disparidad deje de existir y la realidad del transporte público pueda encaminarse.
“Nosotros en Argentina teníamos fábricas de locomotoras. Hoy no producimos nada y cerramos la gran mayoría de los ferrocarriles”, recordó Pianelli. Una de las soluciones que el Secretario propone es la reactivación de este medio de transporte, que ayudaría a aliviar la carga que recae sobre los colectivos, además de las ventajas financieras que tendría tanto para la Nación como para el rubro.
Para concluir, criticó fuertemente los dichos del Ministro de Economía, Martín Guzmán, quien un día antes del aumento de la nafta aseguraba que “lo peor ya pasó”. “Cada vez que se proponen dar una pelea contra la inflación, aumenta todo. Lo peor es que después no pasan nada porque tienen la impunidad”. Desde su perspectiva, existen numerosas herramientas para luchar contra este flagelo que el Gobierno se niega a adoptar; entre ellas, propuso la movilización popular: “Nosotros estamos dispuestos a hacer lo necesario, lo que nos pidan, para que no hayan más vivos que se lleven lo que producimos los argentinos”.

 

Leer También  Marcha de las CUT por la reducción de la presión fiscal

Escucha Todo Cambia de lunes a viernes de 17 a 20 por

Mi Radio 92.7 y Radios Tucumán 88.1