La historia del falso doctor Martínez: usó una matrícula para atender pacientes durante tres años

Sergio Guillermo Martínez denunció a Enrique Bustamante por el uso de su nombre y su matrícula para ejercer la medicina en un sanatorio de Concepción.

El doctor Sergio Guillermo Martínez se encontró con Enrique Bustamante, la persona que utilizó su identidad para ejercer la medicina.

El vicedecano de la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Tucumán (UNT), Rafael Tissera, habló con La Picadita sobre el escándalo que protagonizó una persona que se apropió del nombre de un profesional para ejercer la medicina. Según explicó el funcionario de la Casa de Altos Estudios, el falso médico se había inscripto para estudiar la carrera hace 21 años.

Cuando nos enteramos que una persona se hacía pasar por un médico recibido, verificamos que ingresó en el 2001 y rindió su última materia en 2007. No completó sus estudios y figura que este año se reinscribió“, relató Tissera sobre la situación académica de Enrique Bustamante, quien tomó el nombre y la matrícula profesional del terapista Sergio Guillermo Martínez para atender en Concepción.

La acción que tomó la Facultad de Medicina ante el caso de apropiación de identidad

Ante esta situación pedimos una nota a todas las cátedras para consultar su estado académico este año, para ver si estaba cursando o no. Esa documentación será requerida por algún juez, ya que esta persona cometió un delito. Enviaremos esas notas a asuntos jurídicos para saber cómo proceder”, contó Tissera, quien destacó que Bustamanteno tiene ni la mitad de la carrera hecha”, ya que sólo llegó a rendir materias de tercer año.

Con respecto a la apropiación de identidad para practicar la medina, El vicedecano de la Facultad de Medicina opinó que “es lamentable porque se trata de una falta de ética muy seria”. “Estamos hablando de la salud de las personas”, concluyó.

Bustamante estuvo más de tres de años al frente de la sala de terapia intensiva del Centro de Salud Privado de Concepción, utilizando el nombre y la matrícula profesional del terapista Sergio Guillermo Martínez, de la capital. El profesional denunció al acusado en Fiscalización Sanitaria del Siprosa, como también en la Justicia, luego de enterarse de esta irregularidad.

Sergio Guillermo Martínez relató el momento en el que se encontró con Bustamante

La Picadita también consiguió hablar con Sergio Guillermo Martínez, el profesional damnificado por el robo de identidad por parte de Enrique Bustamante. “Recibí una foto por WhatsApp de un colega. Me envió la foto de una historia clínica firmada con mi nombre y mi número de matrícula. Me dijo ‘tenés un mellizo en Concepción’ que trabaja en terapia”.

El profesional contó que fue al Siprosa a presentar la denuncia escrita en Fiscalización. Luego, se trasladó a Concepción para radicar denuncia en una comisaría de la ciudad. “Comencé a investigar de manera particular y conseguí el número del sanatorio. Mi hermana se hizo pasar por paciente y fue hasta Concepción el 18 de abril para filmar todo y llevar las pruebas a la Justicia“, relató. Sin embargo, contó que otra secretaria la atendió en la puerta.

Leer También  Fredy Toscano: "Bussi es un sistema de compra-venta"

Martínez contó que Bustamante le pidió a la secretaria que le dijera a la mujer que esperara a ser atendida. “La secretaria le dijo a mi hermana que el doctor no iba a poder atenderla“. Según contó el terapista, Bustamante reconoció a su hermana porque realizó prácticas junto a ella en el Hospital Padilla y se excusó para no ser filmado.

El momento en el que encontró a Bustamante

Ante la frustración de no poder filmar a Bustamante, el verdadero médico fue hasta el centro médico para encararlo. Al llegar, le pidió a la secretaria que quería hablar con el hombre. “Me dijo ‘venga señor que le voy a explicar lo que está pasando, porque yo soy el que está usando su sello’“, relató. Martínez admitió que en ese momento le dijo que no iba a parar hasta verlo preso, pero Bustamante le suplicó que no hiciera eso “porque era su medio de trabajo“.

Martínez contó que la Policía no pudo detenerlo ese día, ya que no tenían órden de allanamiento. Los oficiales le pidieron tranquilidad. Le aseguraron que iban a detenerlo próximamente “pero hasta ahora no pasó nada, así que sigo eperando que la Justicia haga algo“, concluyó.

Escuchá La Picadita

de Lun. a Vier. de 20 a 22 hs.

por Mi Radio 92.7