Esto podría pasarte si tomás sol en el ano

Tomar sol en el ano o “butthole sunning”, como es llamado entre los influencers se volvió una práctica común que ya da vueltas el mundo, pero tiene consecuencias negativas.

Sol en el ano

Este experimento se viralizó de inmediato por lo llamativo, lo curioso, sobre todo porque muchos creían que se trataba de una broma, de un  meme. Pero pronto se reunieron más y más testimonios que daban cuenta de los supuestos beneficios.

Tomar sol en el ano o practicar el “butthole sunning” es en tomar el sol con las piernas hacia arriba, dejando al descubierto el recto anal durante 30 segundos. Cabe destacar que no es nada nuevo, sino que tiene su origen en 1986.

Fue el doctor Stephen Thomas Chang quien en su libro  “The Tao of Sexology” basado en investigación pseudocientífica, aseguró que exponer el ano al sol, mantiene la zona saludable y libre de gérmenes por sus excelentes cualidades germicidas.

Leer También  Gianinna Maradona y Daniel Osvaldo cerca del gran paso

Además, otras de las ganancias que tiene el tomar sol en el ano, supuestamente, es lograr un gran impulso de energía, mejorar la calidad del sueño, recibir beneficios a nivel sexual,  prevenir las hemorroides y asegurar el aumento de absorción de vitamina D.

Consecuencias negativas

De sobra y por sentido común podemos darnos cuenta de que la piel de la zona perianal no está preparada para estar expuesta a los rayos ultravioletas por lo que se pueden generar quemaduras a corto plazo.

Es decir, con muy poco tiempo de exposición, uno puede ganarse una quemadura que deje la piel enrojecida, también doloroso al tacto e incluso al roce de la ropa. Todo esto sin contar el riesgo a desarrollar melanoma.