“Estamos a tus pies”, del dicho al hecho en la podología

Elida Espinoza es técnica podóloga, M.P. 229, estudió en la Universidad Nacional del Litoral. Actualmente ejerce en Clínica del Pilar. Desde el ejercicio de la profesión, desea un crecimiento desde lo legal, lo valorativo y lo laboral.
Elida Espinoza, M.P. 229

La podología es la rama del medicina que se centra en el cuidado, tratamiento y prevención de las lesiones en los pies. Es un error confundir su ejercicio con el de la pedicuria, la cual se centra en la estética de las extremidades. No hay que comparar ambas profesiones, si bien es cierto que trabajan con los pies, son con ideas y enfoques diferentes.

El caso mas común a tratar es la onicocriptosis, popularmente conocida como uña encarnada, dicha enfermedad puede causar una imposibilidad para caminar e incluso una amputación, aunque dependerá del grado de infección y de las patologías de base que cada paciente posee.

Elida se formó en la Universidad Nacional del Litoral (UNL), dado que en nuestra provincia no se encontraba la carrera de podología. “Yo pude irme porque tuve los medios y las posibilidades. La UNL es la meca de la podología, encontrás estudiantes de todo el país”, relata.

La modalidad era semipresencial, dado que tenía que viajar cada 15 días para cursar 2 materias, durante un periodo de 3 años. “Económicamente tenias 4 pasajes al mes, gasto de apuntes, comidas y una cuota, porque si bien es cierto pertenece a la universidad publica, el colegio de podólogos, al gestionar la carrera, debía cobrar una cuota”, explica Espinoza.

En la actualidad, Tucumán ya cuenta con la carrera de podología en diversos institutos, de hecho, Elida es profesora en San Judas Tadeo. Asimismo, también existe el colegio que regula la actividad profesional, presidido por Walter Vega. No obstante, dicho ente no se encuentra funcionando en su totalidad. Una prueba de ello es que las matriculas son otorgadas por el Sistema Provincial de Salud.

Elida se sincera, comentando que “sueña con una podología grande y fuerte, reconocida en la provincia”. Desea que la gente pueda interesarse en la profesión. “Es mi pasión, disfruto brindar bienestar desde otro lugar, que son los pies. A mis alumnas siempre les digo que estamos a los pies del otro, al servicio de lo que la gente necesita. También posee una buena salida laboral, dado que hay poco profesionales, pero conforme hayan mas, la carrera podrá crecer en todas sus aristas”, indica.

Para la profesional de la salud, el cuidado del paciente con diabetes es crucial; “le tienen miedo al fantasma del pie diabético, ante esto, no hay mejor herramienta que el informarse mediante los profesionales podólogos”, enfatiza.

En búsqueda de seguir creciendo y mejorando como profesional, se encuentra haciendo el ciclo de complementación curricular para poder obtener la licenciatura. Estudiando en la Universidad del Gran Rosario (UGR).

Por consultas y tratamientos, pueden encontrarla en la Clínica del Pilar, Balcarce 586, de 09:00 a 19:00, de lunes a viernes, en el consultorio 12. También por mensajes o llamadas al 3814783626.