Día del amigo: Multitudinaria fiesta en Yerba Buena

Durante los primeros minutos de la madrugada de este miércoles, la Policía y personal de Ipla desalojaron una fiesta multitudinaria que se realizaba en el predio del Aero Club Tucumán, en Yerba Buena.

Al llegar al lugar, ubicado al pie del cerro San Javier, los efectivos de seguridad se dieron con más de 300 personas que no cumplían con las disposiciones sanitarias para prevenir el contagio de coronavirus, mientras que el Ipla documentó la venta de bebidas alcohólicas, algo que está prohibido por la hora.

El encargado del lugar, que terminó detenido, se excusó diciendo que tenía la habilitación para operar en “modo bar”, luego presentó al personal del Ipla la documentación correspondiente y manifestó que no era su intención que se haya juntado tanta gente, que se vio desboradao y no supo cómo hacer que se retiraran.

Los efectivos comunicaron lo sucedido a la Unidad Fiscal de Decisión Temprana, quien interiorizado de la situación dispuso que se desaloje a las personas que se encontraban en el lugar, y se labren las actuaciones por Infracción al artículo 205 del Código Penal, y que no se secuestren los equipos de música.

Algunos de los asistentes de la fiesta atacaron a la policía durante el desalojo. A las 00:30 cuando finalizaba el operativo de desalojo y el personal se retiraba del lugar, un joven que se negaba a irse empujó a un agente de la Patrulla Motorizada de Yerba Buena, tirándolo al piso. Tras el hecho tuvieron que intervenir otros policias y contuvieron al agresor, que fue trasladado luego hasta la comisaría, y minutos más tardes fue puesto en libertad por decisión de la Justicia.