Desafían las restricciones en Córdoba

El viernes pasado, Córdoba alcanzó el tan temido 80% de ocupación de camas con pacientes críticos, lo que generó las nuevas restricciones impuestas por el Gobierno provincial. Sin embargo, comerciales y locatarios desafían las medidas impuestas y retoman la actividad con normalidad.

Con aval del municipio, un shopping abrió en Villa Allende y luego debió cerrar por pedido de las mismas autoridades locales, ya que ese rubro es uno de los no permitidos para funcionar por la Provincia hasta el 18 de junio.

Si bien la municipalidad les ordenó bajar sus persianas, los comerciantes del paseo comercial iniciaron una protesta y organizaron una feria americana afuera del lugar para hacer escuchar sus reclamos.

En la Capital, bares y restaurantes del centro también decidieron no cumplir con las restricciones impuestas desde esta semana, abrieron sus puertas y permitieron que los clientes permanezcan en las mesas ubicadas dentro del local. “Tenemos que salir a trabajar” dijeron.

Leer También  Robertito Funes renunció a C5N: "Los cambios son necesarios"

En el interior, el contraste es muy marcado entre el día, con movimiento casi normal, y la noche, con más restricciones de circulación. En La Falda se registraron gimnasios e instalaciones deportivas con público. En Villa Carlos Paz también se observaron locales no esenciales abiertos.

En la Cámara de Comercio de Córdoba tomaron nota del hartazgo de los comerciantes. No obstante, dijeron no avalar ningún tipo de rebeldía ante las decisiones gubernamentales.