“Con presiones no me van a obligar”

En diálogo con Página 12, Alberto Fernández se mostró enojado ante la situación que desde ayer sacude al Gabinete Nacional.

En lo que podría ser considerado un desahogo por parte del presidente ante la ola de renuncias presentadas el día de ayer, Alberto Fernández calificó dichas acciones como “una estudiantina”, restándole importancia a la situación. Además, metaforizó la situación con respecto al TC 2000: “aceleraron en el barro y, claro, quedaron empantanados”.

Desde la noche del miércoles, llegaron por distintas vías, mensajes kirchneristas al presidente. “Me piden que pare, pero yo no hice nada” se excusó Alberto. Asimismo, apuntó a Máximo Kirchner, quien llamó al presidente del cuerpo Sergio Massa para bajar decibeles y enfriar el episodio. “¿Por qué no me llamó a mí?” se interrogó Fernández.

La idea del presidente, tras el vaivén de las PASO, es hacer cambios en el Gabinete, conversados el martes mismo con Cristina Fernández. “Lo charlamos, acordamos nombres. Eso sigue en pie” actualiza AF. “No entiendo para qué se apuraron”, exclamó.

Leer También  Requisitos de los créditos a tasa 0% para monotributistas

No obstante, cuestionó a la vicepresidenta: “Ella me conoce, sabe que por las buenas a mí me sacan cualquier cosa. Con presiones, no me van a obligar”. Al tiempo que confirmó que la ex presidenta jamás pidió la renuncia de Martín Guzmán.

A su vez, se refirió al apoyo recibido por la CGT, organizaciones sociales, como Grupo Callao y Movimiento Evita – quienes habían convocado a una movilización esta tarde, y que el presidente les pidió suspender -, resaltando las comunicaciones con los gobernadores afines: “Me llamaron todos los gobernadores. Me decían que les aceptara las renuncias, que los sacara”.