Agrupaciones sociales protestan en las puertas del subsidio de salud

Diferentes afiliados se acercaron, esta mañana, al edificio central del Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán (IPPST) manifestando que se normalicen su situación.

El conflicto había comenzado a finales del año pasado cuando, por parte de la Acyst (Asociación de Clínicas y Sanitarios de Tucumán), salió un comunicado en el que se vio perjudicado a los afiliados. Debido a que, desde el 1º de enero, se venció el convenio por el que los 330.000 usuarios del servicio pueden ser atendidos en 22 instituciones privadas mediante la obra social provincial.

“Creemos que como estatales esto no va para más. Fíjate de que la zozobra hasta el 31 de diciembre, ahora vamos a estar hasta el último día de febrero que sería, digamos, el tiempo de gracia que dan las clínicas y sanatorios”, se quejó Juan Aguirre, quien participa de la protesta. Y agregó: “No puede ser que un estatal tenga que empeñar hasta la casa para ser atendido”.

Durante la protesta, el titular del Instituto de Previsión y Seguridad Social de Tucumán (IPSST), Fernando Avellaneda, mantuvo una reunión con la ministra de Gobierno y Justicia, Carolina Vargas Aignasse, para coordinar diferentes acciones que beneficien a los afiliados y los trabajadores de la obra social y potencie las relaciones interinstitucionales.